Crianza Respetuosa,  Maternidad y crianza

Nuestros hijos no necesitan likes, necesitan más abrazos.

Un paseo por tu parque favorito y se convierte en un miedo absoluto y una profunda meditación sobre qué estamos haciendo con nuestros pequeños..

«Una pequeña rubia preciosa, jugando en unos columpios, con un séquito de 3 amigas de mamá, ella con su cámara en mano y en su cabeza un guión, tengo que complacer a mis seguidores, ganar muchos likes y ser la reina de esta colaboración, para ello su pequeña tenía que obedecer ciertas ordenes: ponte así, ponte asa, NOO, no juegues, no toques, no mires …. no puede ser ¿Qué carajos estamos haciendo las mamás influencers, blogueras etc ?
Esa mamá, era una mamá bloguer famosa de mi ciudad, con lo que muchos llaman éxito, una de las que primero llaman para cualquier colaboración. Pude ver la escena durante tiempo, porque mis hijos estaban jugando como niños normales en ese mismo parque, me sentí como la M* al presenciar esa escena, al ver cómo logra las fotos divinas de su preciosa hija y el PRECIO REAL de esa puñetera colaboración, una niña agobiada, una mamá malhumorada porque la niña «no estaba por la labor» según ella y yo pensando, pero si la has sacado al parque SU labor es jugar, no otra…

Esa fue la gota que me colmo el vaso, la que me hizo plantarme en intentar no usar el móvil durante unos días, desintoxicarme y darme cuenta si lo que hacía yo a pequeña escala era positivo o al contrario.

Llevo un buen tiempo intentando pensar en este tema y tomar acción. Encontrar equilibrio. Es un tema largo, en el que cada uno encuentra su manera de hacerlo, pero a mi el «no hago daño a nadie» llega un punto en el que no me satisface, al contrario, si estoy presente es porque quiero APORTAR, dar algo positivo y más si es a los míos.

A la conclusión que he llegado es que de verdad mamás influencers, bloggeras, intagramers etc… Nuestros hijos no necesitan likes, necesitan más abrazos.

Somos mamas milenials y eso justifica la forma en la que la nueva generación de niños ven a sus padres, muchos solo los conocen a través de una cámara del móvil haciendo fotos, grabando stories etc.

Con la obsesión de dejar TODO grabado en un dispositivo, olvidamos lo realmente importante que es dejarlo grabado en los corazones de esos pequeños y dejarlos ser niños. Llevo en las redes desde 2012 más o menos y os prometo que me ha dado para ver MUCHO y entender muy POCO.

Tú serás madre toda la vida, ellos solo serán niños una vez, necesitan una infancia llena de recuerdos REALES, sinceros, no trozos recortados de stories PERFECTOS que den muchas views y que no reporten nada en su memoria emocional y mucho a tu EGO, bolsillo o lo que quieras..

Porque sigo planteándomelo, de que sirve tener MIL juguetes, mil cosas materiales, MIL likes en tus fotos, mil colaboraciones, de que sirve, si el precio ha sido forzar a un niño a dejar de ser niño… Y yo solo hablo desde la pequeña esquina que a mí me concierne, quizá no me lea nadie, pero este es un inicio en un punto de equilibrio que creo que es importante para mi, priorizar y cuidar lo que más vale para mi, me gusta compartir pero no a toda costa, creo en el beneficio de poner las cosas en común, pero no en sacrificar lo que más quiero.

Por eso, después de unas semanas y días de reflexión, he pensado que el tiempo que emplee en mis redes, sea un tiempo que YA haya vivido y dedicado a mis hijos, en el que ya haya creado un vínculo con ellos y en el que los abrazos y el cariño hubiesen sido el lenguaje principal. Si puedo estar 1 hora en instagram es porque esa hora ya la viví intensamente con mis hijos. Ellos merecen más, ellos merecen todo. Quiero aportar, pero a los primeros es a ellos.

Si una colaboración toca a mi puerta que no sea para llenar las estanterías de cosas que no vamos a usar, que no sean mil juguetes que hagan sentir a mis hijos que las cosas se consiguen fácilmente, que no tienen un valor.
Las cosas con sentido, nos preocupa el medio ambiente, pero somos unos consumistas imparables y acumuladores de cosas que ni tenemos tiempo de usar, ni queremos, ni necesitamos.. esa es la imagen que quiero darles a mis hijos? No, poco a poco debo ser mejor ejemplo..

Y lo más importante, para mi las fotografías son una forma de expresión artística, no un mero posado publicitario FORZADO, pues quiero ser fiel a esa idea, si hago una foto me da igual que salga borrosa, pero que sea la captura de un momento real vívido por todos en el que hemos estado felices, no obligados, ni por imposición, lo siento pero no quiero crear ese tipo de recuerdos y soy yo la que lo dice, una loca empedernida de las cámaras, los lentes y las formas de guardar los bellos recuerdos, con la excusa de que mi memoria es limitada.

No hay LIKE que valga más en mi vida que ver la carita sonriente de mis hijos, si hago algo que me llena de verdad el corazón es saber que cuando mis hijos más adelante vean mis fotos, ese momento les evoque algo bonito.

Sí tú ya tienes un balance, un equilibrio, sería bonito leer como lo haces y compartirnos, sí aun no y es un tema que te hace cuestionarte, te dejo mi frase del día, quizá sea un comienzo: Nuestros hijos no necesitan tantos likes, necesitan más abrazos.

Contadme que opináis, os mando un abrazo enorme.

Gracias por estar ahí.

Joy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *