Actividades didácticas,  Descargables,  educación emocional,  Maternidad y crianza

Regulación emocional – gestión de la rabia en niños.

Hola a todos, espero que estéis todos muy bien. Es cierto que transitamos un mundo ahora mismo muy caótico y lleno de cosas inesperadas, pero esa es la vida, la vida es devenir.

Durante esta cuarentena, he ido notando como en momentos muy puntuales, los pequeños manifestaban una serie de emociones muy intensas, podían estar jugando muy tranquilos y de repente el más mínimo cambio, los alteraba y el mayor incluso, momentos extremos de rabia, frustración, ira etc.

Todo ello, me hizo reflexionar y sentir la necesidad de proveer de algún material que pudiera aliviar esa sensación tan intensa que tenían.

En casa ya utilizamos el rincón de la calma, para bajar el nivel de activación que se produce ante emociones tan intensas como la rabia, la ira, la frustración, nos funciona muy bien, pero durante la normalidad, durante este estado de alarma en el que estamos las 24 horas de los 7 días de la semana encerrados entre las mismas cuatro paredes, las emociones se intensifican, se agudizan y no contamos con las mismas herramientas que cuando estamos en “libertad” como: el deporte, juegos al aire libre, los juegos cooperativos con otros amigos, la conexión con la naturaleza etc

Así que decidí crear el “Rincón de la ira” realmente son actividades sensoriales que añadiremos a nuestro rincón de las emociones.

Suena loco lo sé, pero es necesario, por lo menos para mi, que como os digo RECONOZCO que nos ha pasado y NO estamos haciendo las cosas mal aunque tengamos esos momentos tan intesos. No pasa nada por que un niño tenga un desborde emocional, pasa si no sabemos ayudarle y proporcionarle una contención adecuada.

Es de vital importancia legitimar la expresión de esta emoción ya que la tenemos muy negada, en seguida tendemos a señalar: “ es que se porta mal”, “es que tiene pataletas”

Mediante este recurso estamos permitiendo que el niño se sienta en un ambiente seguro para poder experimentar todo el abanico de emociones que el ser humano posee, si nadie me contiene, me siento en peligro y lo más seguro es que me quiera defender, lo que se convertirá en un facilitador para la agresividad.

Por otro lado, si yo permito la expresión de esta emoción mi cerebro esta entendiendo que puedo PROCESAR esa emoción, pero si la niego, se queda como si no fuera algo mío, algo que estoy viviendo y me fragmento, por un lado entre una parte que se identifica con que no quiero estar enfadado y otra con que sí, lo que se convierte en una lucha interna, que queda en el incosciente y sabemos que todo lo que subyace en él, tiende a salir y no de las mejores formas, hay que elevar al nivel de consciencia todo lo que experimentamos y vivimos. Lo que se hace inconsciente nos acaba dominando.

Pero si reconozco esa emoción, si le doy nombre, si la abrazo, permito a mi cerebro que se integre, que la pueda “etiquetar”, que pueda saber a que situación se enfrenta y de esa forma crear redes neuronales que puedan modular la manifestación emocional intensa de la RABIA en este caso.

Todo esto crea una fuente de autoestima y de salud mental en nuestros niños, al conocer nuestras emociones y PERMITIR que todas se expresen y APRENDER a modularlas o regularlas, es una herramienta para la vida, que siempre que echen mano les va a resultar de gran utilidad, como le decía yo a mi hijo cuando le explicaba el nuevo rincón: “ojala y yo hubiese tenido alguien en mi infancia que velara por mi bienestar emocional des esta forma y me hubiese enseñado todo esto, no hubiese tenido que aprender de los errores que he ido cometiendo durante toda mi vida y que sigo aprendiendo de ellos”.

Por ello este rincón les sirve para cuatro cosas:

¿Qué recursos terapéuticos podemos utilizar?

El primer paso es el reconocimiento de aquello que nos pasa en nuestra dimensión emocional para poder expresarlo sinceramente y transformarlo en energía positiva.Desde pequeños podemos realizar este valioso entrenamiento.

Espero que os haya gustado el post, si os ha gustado que lo podáis compartir.

Seguidme en Instagram para ver el video completo y actividades que hacemos en el día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *